• +573136858374
  • En Navidad Regala Decoración

Regreso al colegio, y mi hijo no quiere asistir a clase

por Catalina Cualla en August 30, 2019
REGRESO AL COLEGIO, Y MI HIJO NO QUEIRE ASISTIR A CLASES.

 

Volver al colegio puede ser muy emocionante para la familia porque se regresa a una rutina en donde casi todos están felices. Sin embargo, para algunos niños este regreso puede ser un momento estresante y causar ansiedad. Estuve investigando y encontré una tabla acertada en Understood.org que nos ayudará a entender y poder resolver este tema en casa.

 

 

  1. 1. “No quiero ir al colegio”

En Understood.org, nos explican cómo cuando oímos estas palabras no debemos apresurarnos y descifrar que es que no se toman el colegio seriamente. Si lo pensamos bien, en el colegio es donde tienen a sus amigos y juegan. Entonces, lo que se sugiere es hablar con el niño porque debe estar pasando por un mal momento por alguna razón. Para que el pequeño hable, Understood.org recomienda que nosotros como padres le demos la respuesta que creemos y de esta manera los niños se sienten cómodos y pueden empezar a contar lo que en realidad pasa. Una forma es así “Me imagino que si quieres quedarte en casa y no ir al colegio es porque las cosas no están saliendo bien allá. Hoy cuando regreses de clases hablemos de lo que te parece más difícil y entre los dos (o tres) pensemos que podemos hacer para resolverlo”.

 

También te puede interesar: Cómo hacer que tu hijo cuente lo que hizo en el colegio

 

2. “Estoy muy cansado para ir al colegio”

Sabemos que está durmiendo las horas indicadas, la pediatra dice que está bien de salud, entonces te preguntas ¿Por qué dice que está cansado? De nuevo, lo ideal es que nosotros pongamos la mitad de la respuesta sobre la mesa. “Me sorprende que estés cansado pues duermes las horas suficientes. ¿Hay algo extra que estés haciendo en el colegio que te cansa? Sabes, a veces solamente las preocupaciones cansan, entonces cuéntame qué estás haciendo diferente que te produce cansancio y buscamos una solución.”

 

 3. “Odio el colegio”

Esta es una palabra muy fuerte en el lenguaje de un niño. Y como padres nos duele escucharla. Con más razón debemos estar más atentos a lo que sucede. Para iniciar la comunicación podemos aplicar la técnica del sánduche y decir: “Sé que te gusta estar con tus amigos. Sin embargo, he notado como no quieres ir y me dices que odias el colegio. ¿Hay algo en especial que te ha hecho sentir esa rabia? ¿Por ejemplo, has discutido con un amigo de los que tanto amas y eso ha hecho que odies a todo el colegio?.

 

 4. “Los niños de mi colegio son groseros”

En este caso ya sabemos la razón, ahora debemos entender el porqué para resolverlo. Antes de apresurarnos en pensar que es matoneo, bullying, hay que saber de fondo que pasa. - Hoy en día los papás se apresuran y definen que cualquier discusión es matoneo, y esto es un error pues están victimizando a sus hijos, exagerando la situación y destruyendo la posibilidad que sus hijos sepan como solucionar diferencias entre personas. – Una manera de averiguar si es o no matoneo es preguntarle por la edad y el curso en que están los niños, y ofrecer ir a hablar con la profesora para buscar una solución.

 

 5. “El colegio es muy pesado”. 

Si tu hijo es de los que le va bien académicamente, pero a veces se frena con temas que se le dificultan de más, esto puede ser una causante para no querer asistir a clase. En este caso hay que encontrar el detonante de la situación. ¿Es una materia, una tarea o un proyecto? Una vez resuelto esto, y en vez de regañarlo que se esfuerce más, es momento que en familia se apoyen y ayuden al pequeño con lo que se le dificulta de una manera paciente y cordial. Si vemos que las cosas no cambian podemos ir a hablar con la profesora si considera que necesita un refuerzo profesional.

 

 6. “Se me olvido hacer la tarea, de nuevo”. 

A cuantas mamas con hijos de cualquier edad, no les ha pasado que son las 5.30 a.m. (o antes) y su hijo se acuerda que debía llevar x cosa o una tarea. Creo que las que hemos estado ahí nos decimos en silencio, que irresponsable que es nuestro hijo. Pero, gracias a que hoy en día tenemos más claridad del tipo de personalidades que podemos ser, uno de estas son las que se les dificulta ser organizados con sus tareas y a la vez con el manejo del tiempo. Si pasa seguido, se pueden llegar a sentir incapaces. Understood.org recomienda ofrecerle al pequeño herramientas para que se pueda organizar. Por ejemplo, mantener un calendario que va a llenar apenas llegue del colegio con las tareas que le enviaron ese día y sus fechas de entrega.

 

DEJA UN COMENTARIO

Los comentarios deben ser aprobados antes de aparecer


VOLVER ARRIBA