¿Te sientes agotada? Puedes tener síndrome de burnout

por Catalina Cualla en May 27, 2017

¿Te sientes agotada? Puedes tener síndrome de burnout

 

En este mes que celebramos el Mes de la Madre queremos aplaudir a todas las mujeres que han experimentado el Síndrome de Quemado - Síndrome de Burnout. Es un sentimiento que muchos ignoran pero que existe. Y por esto queremos que todos sepan de que se trata para así poder ayudar de manera positiva a todas las mamás que han padecido del mismo.

 

Las mamás nos convertidos en la Mujer Maravilla todos los días. Y no es precisamente por el impecable peinado, esbelto cuerpo o traje de superhéroe. Es porque el amor que llevamos por dentro nos convierte en esta mujer multifacética que nos hace descubrir talentos nunca antes vistos.  ¿O es que alguna vez les enseñaron a usar un destornillador, martillo o hasta una segueta? O mejor aún ¿Qué tantas habilidades en pintar o crear esculturas creías tener antes de ser madre?

 

¿Qué es el Síndrome de Quemada - Síndrome de Burnout?

 

Significa estar tan agotado emocional y físicamente que literalmente sientes que tus energías se quemaron. Se te olvidan las cosas que te gustaban porque ahora sólo tienes tiempo para darle prioridad a la casa, el trabajo y a tus hijos. Cada vez que quieres relajarte, por ejemplo, con una copa de vino cuando piensas que tus hijos ya se durmieron, algo pasa. Uno de tus hijos se despierta por una pesadilla o el otro empieza a toser, lo revisas y tiene fiebre. Y si en esos momentos te estas cuestionando que no tienes tiempo ni para descansar, entonces como tendrás tiempo para socializar, puedes estar empezando una fase de frustración personal. Si eso es lo que estas sintiendo, sumado con tristeza e inclusive depresión, entonces puedes estar sufriendo de Síndrome de Quemaba – Burnout.

 

También te puede interesar: 5 HERRAMIENTAS QUE FACILITAN LA HORA DE HACER LAS TAREAS

 

Recomendaciones que te ayudarán

 

 

Si crees padecer alguna de estas, la recomendación principal es que empieces a delegar tareas. ¡Así como hacemos planeaciones financieras, empieza por planear al menos un día a la semana para ti! Para consentirte, para socializar, para hacer las cosas que antes de ser madre te gustaba hacer. Por qué ser madre no significa dejar de ser mujer.

No se trata de descansar unas horas entre semana. Se trata de tener un día para ti en donde no te preocupes por el trabajo, la comida o las tareas de los niños. Por esto recomendamos que tú día sea en fin de semana. Para lograr esto, empieza por pedir ayuda a tu esposo, familiares o amigos más cercanos. Explícales lo que sientes y pídeles el favor que se turnen al menos una vez a la semana el cuidado de tus hijos y las tareas que conllevan.

 



Ejemplos de mamás reales que han superado el Síndrome de Quemada - Burnout
“Cuando mi hija nació, me entró un sentimiento de protección que no quería a nadie cerca de ella que no fuera familia, pues creía que sólo yo sabía cuidarla. Despedí a la empleada con mi bebé de dos semanas. Creía que todo lo podía yo sola. Seis meses después, me sentí agotada. Mi esposo insistía en conseguir ayuda en la casa y yo siempre me negaba. Hasta que un día mis amigas más cercanas, y ya madres, me hablaron del Síndrome de Burnout y que era una condición bastante sería que tenía que ponerle atención. Decidí contratar a una nana y desde ahí mi vida cambió. Aprendí a pasar calidad de tiempo con mi hijo, mi esposo y sobre todo conmigo misma.” Alejandra, Bogotá

 

“Siendo mamá soltera, no tenía de otra que hacer todo yo. Cuando mi hijo tenía dos años, mis energías estaban muy bajas y la frustración muy alta, decidí tener una conversación con mi pequeño hijo. Le dije que mamá estaba muy cansada y ayudaría mucho si él me ayudaba con las tareas de la casa. Nunca pensé que un chiquito de dos años entendería. Pues empezó a ayudarme a tender la cama, a recoger sus juguetes y hasta poner sus platos sucios en el lavaplatos. Así empezamos, y hoy con cinco años, y con ayuda doméstica a bordo mi hijo sigue tendiendo su cama y recogiendo su desorden al finalizar el día. Y yo, aparte de ser una mamá muy feliz y orgullosa de mi pequeño, tengo más tiempo para mí y energías para estar con mi hijo”. Catalina, Cajicá

 

DEJA UN COMENTARIO

Los comentarios deben ser aprobados antes de aparecer


VOLVER ARRIBA